Inicio > Conociendo a KM 81 > Origen y Desarollo

Origen y Desarollo

En 1920-30, cuando nuestros padres estaban en busca de una nueva patria, el Paraguay les abrió sus puertas. En aquel entonces el Paraguay era el único país que ofrecía un nuevo espacio para vivir a los menonitas y al mismo tiempo prometía la libertad religiosa total por ley - incluyendo la exención del servicio militar.
Agradecidos por esta nueva patria y por los privilegios, las congregaciones menonitas, a sugerencia de y guiados por el CCM (Comité Central Menonita de Norteamerica), ya muy pronto buscaron una manera de mostrarse agradecidos a Dios y al pueblo paraguayo.
En 1945-48 surgió la idea de expresar esta gratitud en forma de atención médica y espiritual para enfermos de lepra. La idea rápidamente halló aprobación, y se buscó oportunidades concretas para ponerla en práctica.
En un terreno grande a 81 km de la capital Asunción, sobre la ruta al Brasil, se pensó haber encontrado el lugar idóneo para un asentamiento para enfermos de Lepra.
El Dr. John R. Schmidt y su esposa de los EE.UU. estaban dispuestos a dirigir la nueva obra. Así empezó en 1951 el árduo trabajo de la construcción del hospital misionero "Km 81" - una labor de amor hacia los compaisanos leprosos. Muchos obreros voluntarios (conocidos como obereros de servicio voluntario cristiano), así como especialistas jóvenes y mayores de las colonias menonitas alemanas del Paraguay, donaciones financieras y de material de todo el mundo, y la bendición del Padre Celestial hicieron posible que la obra creciera constantemente. En el transcurso de los años llegó a ser un lugar de refugio y ayuda para cuerpo y alma para miles de pacientes de lepra de todo el Paraguay a más allá.
La idea original de construir una colonia de leprosos donde se les podía asentar nunca llegó a realizarse.
La idea, en aquél entonces nueva en todo el mundo, de tratar ambulatoriamente a enfermos de Hansen (el nombre médico para la lepra) aquí iba a ser puesta en práctica por primera vez en la historia. Se visitó a pacientes en sus casas, para aconsejarles y proveerles de medicamentos, etc. Esta atención ambulatoria se realizó en un circuito limitado alredero del hospital.
Pronto se reconoció que muchos pacientes también sufrieron de complicaciones debidas a la enfermedad, que requerían un tratamiento en el hospital. Así surgió un hospital para el tratamiento de pies y manos lesionados, reacciones lepromatosas y para otras complicaciones de la enfermedad - el único de esta clase en el Paraguay.
El Ministerio de Salud delegó la responsabilidad por la atención ambulatoria de pacientes en el departamento de Caaguazú a "Km 81". En el transcurso de los últimos años "Km 81" - a pedido del Ministerio de Salud - se encargó además de los siguientes departamentos para la atención ambulatoria: San Pedro, Canindeyú, Guairá, Cordillera, Caazapá, Alto Paraguay, Alto Paraná, Amambay, Concepción, Paraguarí; y de los demás departamentos en forma indirecta.
Otras instalaciones como
- fisioterapia y
- terapia ocupacional,
- zapatería ortopédica con taller de prótesis,
- así como una sala de operaciones,
- farmacia,
- laboratorio y rayos X
hacen posibles que se mejoren cada vez más los tratamientos y las consultas para los pacientes.
En el transcurso del tiempo también se agregó el tratamiento de la enfermedad de tuberculosis porque el agente, la diagnosis y el tratamiento se parecen mucho al de la lepra.
Además de la atención a los enfermos de Lepra surgió una clínica general. Ofrecemos servicios especiales para pacientes con Piebot, Pénfigo, Diabetes y SIDA. Pacientes con cualquier tipo de enfermedades y de todas las partes del Paraguay pueden obtener ayuda.
(Pacientes generales pagan por la atención de acuerdo a sus posibilidades; y por lo tanto este servicio es autofinanciado.)
En todos los años de existencia de "Km 81" la atención médica y espiritual de los enfermos iban mano en mano. Además del testimonio práctico de Cristo por parte del personal de "Km 81", se les habla de la biblia a los pacientes. El capellán está presente en las visitas a las casa, en el hospital junto a la cabecera del enfermo y en la sala de espera. Muchos pacientes llegan a tener fé y aceptan la sanación de sus almas a través de Jesu Cristo.
En todos estos años la mayoría de todo el personal de "Km 81" provino los de las congregaciones menonitas del Paraguay. Pero también cristianos de otras congregaciones y otros países (como p.ej. Canadá, los EE.UU., Alemania, Uruguay) sirvieron aquí.
Personas del Paraguay y de todo el mundo que oraban y donaban fielmente (individuos, congregaciones, fundaciones, grupos femeninos, etc.) hicieron posible la construcción y ampliación de esta labor de amor. De esta forma enfermos de lepra (y pacientes de tuberculosis) pueden obtener su completa atención médica en forma gratuita.
Hasta principios del año 2009,
- 1.400 obreros de servicio voluntario y
- unos 400 empleados a largo plazo sirvieron aquí.
- descubrimos mas de 8.500 pacientes nuevos de lepra;
- atendimos a más que 195.000 diferentes pacientes en la clínica general;
- más que 1.700 funcionarios de salud de todo el país, y
- 126.845 estudiantes participaron en charlas sobre Lepra y Tuberculosis.

Así "Km 81" fué y es:
1. Un agradecimiento hacia Dios y el pueblo Paraguayo,
2. Una labor práctica de amor cristiano al prójimo,
3. Una oportunidad maravillosa de compartir las buenas nuevas del amor de Cristo Jesus.

km81 - Asociación Evangélica Mennonita del Paraguay
Home Home